Bienvenid@ a mi blog

Soy Roberto Arias y, aunque nacido en Alicante, resido en la isla de Ibiza desde hace muchos años, junto a mi mujer y mi hijo.

Soy un ferviente apasionado del dibujo y de la tecnología. Tenía muy pocos años cuando ya pasaba horas representando en papel imágenes que veía en revistas, publicidad o TV y, ciertamente, no se me daba nada mal. Por aquel entonces no había ordenadores ni tablets en las casas lo que favorecía al ejercicio del dibujo. He tratado de mantener esa sana costumbre toda mi vida, aunque en menor medida, a mi pesar.

Unos años mas tarde, descubrí que disfrutaba destripando aparatos electrónicos para tratar de entender su funcionamiento interno o simplemente por la satisfacción de desmontarlos y volverlos a montar. No se resistía ningún cacharro de casa, los altavoces, el televisor, el vídeo VHS, cadenas de música, …

Siendo preadolescente, tuve la gran suerte de recibir un curso de informática, abriéndose para mi un mundo maravilloso. Por aquel entonces se estudiaba algo de teoría hardware y software, el uso de un sistema operativo revolucionario conocido como MS-DOS, cómo usar el procesador de textos de moda – Wordperfect -, y algo de programación, un Basic algo mas moderno que el de los ordenadores de cinta. Sin lugar a dudas esto marcaría mi desarrollo profesional.

Pocos meses después de empezar el curso de informática me compraron mi primer ordenador, un 386DX 40 MHz soportado por MS-DOS 5.0. Recuerdo que hice mis pinitos de renderizado bajo 3D Studio tras adquirir un coprocesador matemático y un par de libros que todavía conservo.

A punto estuve de matricularme en Ingeniería de Diseño Industrial aunque, con algunos obstáculos, años mas tarde finalicé mis estudios universitarios en Ingeniería Telemática, algo así como la ciencia que estudia la informática y las telecomunicaciones.

Son muchas las personas a las que he de estar agradecido en estos años por haber confiado en mi y permitirme evolucionar personal y profesionalmente. Desde mis padres a mi mujer, a la familia en general, y a los amigos, sin olvidar a cada profesor o compañero de trabajo, todos han aportado algo.

Agradecido por tu visita.

Anuncios